Category Archives: Uncategorized

El perpetuo estudiante

Tal y como dejé entrever en mi anterior y primerizo post, este blog en estos novicios textos seguramente no podrá ser otra cosa más que un tutorial acerca del proceso de creación del mismo. Esto es, una especie de diario de a bordo del viaje en el que me embarco a la hora de plasmar estas y otras líneas que irán vistiendo de ideas este espacio online.

Claro está que éste no será mi objetivo final y que no cabe acostumbrarse a esta dinámica, pero sí creo muy pertinente tomarlo como punto de partida. Y más cuando uno de los temas principales que pretendo abordar es la orientación laboral.

Sí, lo habéis adivinado, éste es un ejercicio más que realizo para mejorar mi empleabilidad.

Es un valor extendido y compartido por muchos, que el que predica con el ejemplo adquiere mayor credibilidad.

Pues bien, he aquí el ejemplo que hoy me gustaría predicar: me declaro eternamente estudiante. Sí, y lo hago sin vergüenza, sin tapujos. Lo confieso en Internet, para todo el mundo. Porque creo firmemente que es el único modo de conseguirlo.

El que desea aprender, tiene la predisposición para aprender. El que además se muestra a los demás como un ignorante que desea aprender, tendrá oportunidades reales de aprender.

¿Qué quiero decir con esto? Pues que sencillamente no basta con querer, sino que hace falta actuar en consecuencia y el primer paso es mostrar tus debilidades a l@s demás, para que ell@s te puedan ayudar.

Hace no mucho leí en alguna pared de algún lugar la frase: “Si preguntas algo que no sabes, parecerás ignorante durante cinco minutos. Si no lo haces, lo serás durante toda la vida.”

Valga la sentencia como epitafio a recordar de este capítulo.

Advertisements

Combatir el síndrome de la página en blanco: El primer post

Qué difícil ese primer post.

Sobre todo cuando hace años que la pluma se ha secado y uno no sabe de donde sacar un nuevo tintero (sí, lo sé, esta frase puede tener lecturas erróneas, absténganse ;P)

A mi mente viene ese genial apunte que leí de Alfonso Alcántara (no sé bien si parafraseando a alguien, aunque perfectamente podría ser suya): “Antes de abrirte un blog, ábrete un Word!” Gran consejo para vencer el síndrome que me ataca. Y es como siempre se ha vencido. También lo dijo Machado con otras palabras algo más líricas: “Caminante no hay camino”. Y eso es lo que pretendo, caminar.

Caminar sobre asuntos tan sumamente dispares como, al fin y al cabo, entrelazados: la orientación laboral en el capitalismo globalizado en crisis, la sociedad de la información y las herramientas tecnológicas a nuestra disposición o a merced de nuestro sometimiento.

Y evidentemente, no será una aventura fácil. No lo es desde este primer e insulso post. Habrá que poner toda la carne en el asador y aderezarlo con las mejores especies posibles: con la lectura de los grandes. Y así he hecho para este primer post.

Desempolvando los apuntes del curso de Blogs que tuve el placer de recibir de parte del gran maestro y amigo Ramón Oromí. Sí señor@s, cómo podréis imaginar una de las principales conclusiones que se puede extraer de unos apuntes de tamaño profesional del ámbito no es otra que la siguiente: simplicidad = elegancia. Siempre ha sido así.

Hagámoslo fácil. Podemos 🙂